Reconocen en el Senado falta de recursos para atender pacientes con cáncer

Reconocen en el Senado falta de recursos para atender pacientes con cáncer; la medicina oncológica debe ser personalizada.

Senadores de la República, así como la Secretaría de Salud, reconocieron la falta de recursos económicos para el tratamiento de pacientes con cáncer y lamentaron que en México solo se destine el dos por ciento del Producto Interno Bruto para tratar los problemas de salud.

Durante los trabajos del foro que organizó la Comisión de Salud en el Senado, “La ruta para la prevención y atención del cáncer; articulación e implementación para la salud”, en representación del secretario de Salud, Jorge Alcocer, acudió el doctor Óscar Arrieta Rodríguez.

Comentó que la medicina oncológica debe ser personalizada de acuerdo con un diagnóstico molecular, pero en el país no existe ningún laboratorio público que analice los tumores de los pacientes para dar un tratamiento adecuado y personal, por lo que lamentó que todo esto está a cargo de la industria farmacéutica y, por supuesto, con conflictos de interés.

Otro problema grave es la formación de cirujanos oncólogos y Radio oncólogos y que estos labores en todos las partes del país y no solo en las grandes ciudades para atender adecuadamente este padecimiento de manera multidisciplinaria.

Arrieta Rodríguez, coordinador de la Unidad Funcional de Oncología, reconoció un déficit grave en aparatos de radioterapia en todos los rincones del país, lo que causa un retardo en la atención de los pacientes que impactan en la sobrevida de los pacientes.

Otro reto, dijo, es el acceso de los pacientes con cáncer a medicamentos de bajo costo por la falta de distribución, aunque existen otros altamente efectivos, pero de alto costo, por lo que se deben seleccionar los mejores medicamentos para todo el país y disminuir la brecha de desigualdad que existe no solamente entre instituciones, sino también entre diferentes tipos de cáncer.

“No es posible que pacientes con un tipo de cáncer tengan un tratamiento óptimo o cercano a ello y otro tipo de cáncer no tenga absolutamente ningún tipo de tratamiento”.

Las senadoras Olga Sánchez Cordero, Nuvia Mayorga y Margarita Valdez coincidieron en señalar que todos los legisladores deben hacer suya la causa para prevenir y tratar el cáncer sin colores ni banderas partidistas para orientar los cambios que se requieran hacia una mejor articulación en el tratamiento de esta enfermedad.

Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado, detalló que hace dos años, 90 mil 603 personas fallecieron en nuestro país por esta enfermedad y su tasa de mortandad no ha podido ser frenada durante la última década.

Nuvia Mayorga, del PRI, lamentó que cada hora se detectan 21 nuevos casos de cáncer en México y decenas de personas están enfrentando un diagnóstico sobre esta enfermedad y otro porcentaje estaría perdiendo la batalla de este mal.

Comentó que más allá del estado de ánimo y salud mental, la familia de los pacientes con cáncer sufre un tremendo impacto financiero, de ahí que no hay dinero en el mundo que alcance en las políticas públicas de salud para esta enfermedad.

Margarita Valdez, de Morena, comentó que en ocasiones los padres de familia tienen que hacer rifas para sacar el dinero y pagar el tratamiento de sus familiares, por lo que subrayó que necesitamos dinero, presupuesto: “No es con buena voluntad con lo que lo vamos a resolver este problema de salud”, advirtió.

“Es una pena que en México solamente el 2% esté destinado del producto interno bruto a tratar los problemas de salud, mientras que en Cuba se destine el 9%”, por lo que la legisladora invitó a la sociedad a ser promotores para que se paguen las contribuciones”.

“De ahí sale el dinero, no sale de una fuente mágica. El Estado no tiene con qué comprar medicamentos para formar cuadros, para poner mastografías. No le estamos pidiendo contribuciones al que vende tamales o jugos, aquí cada uno, de acuerdo con lo que tiene y su voluntad, aporte recursos para salir adelante”.