Acapulco cumple cinco meses de alerta sanitaria por basura, ante la incapacidad del Ayuntamiento

A cinco meses de que la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (Copriseg), pusiera una alerta sanitaria a Acapulco por la ocurrencia de tiraderos de basura en lugares a cielo abierto, el problema de los «puntos negros» en calles y banquetes continua en la ciudad.

En las calles de la colonia Progreso, así como las principales avenidas del puerto como la Cuauhtémoc, Ruiz Cortines, Constituyentes, el centro de la ciudad y la propia Costera Miguel Alemán, se sigue registrando la utilización de desechos.
Acapulco cuenta con más de 40 camiones recolectores de basura , 35 de estos nuevos que la alcaldesa Abelina López Rodríguez puso en marcha al inicio de su administración con la finalidad de enfrentar el problema de los puntos negros que a la fecha siguen surgiendo la imagen del puerto .
Las 35 unidades nuevas de recolección de basura fueron adquiridas en comodato a una empresa de la ciudad de Toluca ya la fecha el Ayuntamiento no ha cubierto el costo de estas unidades que sustituyeron a los camiones que estaban rentados por administraciones pasadas.

A cinco meses, la alerta sanitaria no le ha sido retirada a Acapulco debido a que se mantienen las observaciones de existencia de puntos negros por parte de las autoridades de Salud del gobierno del estado en lugares a cielo abierto.

En el puerto se recolectan según las propias autoridades entre 700 a 750 toneladas de desechos al día, dicha cantidad de basura se incrementa durante las multas de semana y temporadas de vacaciones.