Los misterios de la Cueva del Diablo

Ubicado dentro de los acantilados de La Quebrada, el sitio podría ser promocionado como otro atractivo turístico, coinciden empresarios

La Cueva del Diablo, un sitio lleno de misterio y de leyendas, que está ubicado dentro de los acantilados de La Quebrada, prácticamente está en el olvido y nadie ha tenido la iniciativa de explotar este misterioso lugar como atractivo turístico.

Hoteleros y prestadores de servicios turísticos, coinciden que las autoridades responsables de la promoción del puerto de Acapulco, nunca contemplan este atractivo natural en su agenda y prefieren ofrecer lo mismo de siempre.

El empresario hotelero, Javier Saldivar Rodríguez, lamentó que la Cueva del Diablo, no se utilice para recorridos en lancha o para exploraciones, pero también para la práctica de buceo.

Recordó que en otros destinos turísticos, en donde no cuentan con mar y playa, están explotando el turismo de aventura, además de otras variantes, iguales de atractivas.

Mientras que aquí se cuenta con esta formación rocosa, que ha estado rodeado de leyendas, desde que era un lugar en donde los piratas guardaban sus tesoros y que es el mismo Diablo es el que los cuida, de ahí que sea conocido como la Cueva del Diablo.

Salvador Soto Sánchez presidente de la Confederación de Sociedades Cooperativas de Transporte y Servicios Turísticos en General de la República Mexicana, a su vez, lamentó que quienes ocupaban la Secretaría de Turismo de Guerrero, prefieran el confort de sus oficinas y sólo participen en eventos que no no dejan ningún beneficio al puerto de Acapulco.

Se pronunció en contra de que el recurso que manejaron sólo se canalice en viajes, sino que se emplee en la promoción y que se hagan estudios de mercado, para contemplar sitios como la Cueva del Diablo, para aprovechar el misterio que la rodea y con esto Innovar la oferta turística del destino.

Lo último que atrajo la atención nacional fue cuando en 2015 un grupo de personas se organizaron para explorar la caverna, quienes describieron que hay una fuerte corriente marina y formaciones rocosas, después salió e información que no encontró ningún tesoro, pero hay mucho que descubrir, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.