Le llueven reclamos e insultos a Sánchez Cordero en Senado por negativa a interponer controversia constitucional contra acuerdo de AMLO

Senado se convirtió en arena de confrontación

La tribuna del Senado de la República se convirtió en una arena de confrontación verbal luego de que legisladores del PAN arremetieron contra la presidenta de la Cámara Alta Olga Sánchez Cordero por negarse a interponer la controversia constitucional contra el Acuerdo del presidente Andrés Manuel López Obrador que clasifica de Seguridad Nacional las obras de infraestructura, lo que provocó que la ministra en retiro terminara de manera abrupta la sesión.

La mecha la encendió la senadora Lilly Téllez cuando la panista Lilly Téllez, acusó a Sánchez Cordero, de convertirse en cómplice del presidente López Obrador para hacerle una “caja grande” de dinero, al negarse a promover esa controversia constitucional que impide auditar y transparentar la información y gastos de las obras infraestructura de este gobierno al considerarlas de interés público y seguridad nacional e incluso la acuso de tener poca dignidad.

“Tanta sabiduría jurídica y tampoca dignidad. (…) Grosería, es apoyar el secretismo para hacerle al presidente de la República no una caja chica, sino una caja grande de dinero ajeno para que él pueda disponer a diestra y siniestra del dinero de los mexicanos para sus caprichos.

Grosería es faltar a la transparencia y usted ser cómplice de ese secreto para que a los mexicanos no nos digan, cómo se gasta, a quién se le da, en qué condiciones, en dónde, por qué, a quién se beneficia o a quién se perjudica con el dinero de nosotros los mexicanos del que está haciendo uso incorrecto el presidente de la República”, le recriminó

Incluso le recordó que el presidente la destituyó de forma humillante y por eso ahora es presidenta del Senado.

“Lo único que usted está haciendo guardar aquí son sus intereses ilegítimos para obtener favores personales del Presidente, Presidente que por cierto la despidió de una forma humillante y por eso está sentada aquí atrás de mi…”, fustigó

Le insistió a que no sólo busque los “likes” de López Obrador, sino de los ciudadanos.

De inmediato la morenista Antares Vázquez reviró a la panista a quien acusó de traidora y grosera.

“Ignora toda clase de decencia y de vergüenza y que tiene que por lo tanto recurrir sistemáticamente al insulto, porque es lo único para lo que le da su cerebrito, nada más para eso le da. Entonces debe recurrir a montar show cada vez que tiene oportunidad, un show para poder esgrimir sus groserías públicamente. Lo único peor que hay que un macho violento, es una mujer violenta”, le soltó

La oposición intentó argumentar su reclamo hacia la presidenta de la Cámara Alta. Germán Martínez, del Grupo Plural, lamentó que en esta decisión no se mostrara una ministra progresista.

“Nosotros planteamos esa solicitud a la Presidencia de la Mesa para que ejerciera una facultad personal, no para que interpretara si aquí hay o no hay interés legítimo, eso tendría que en su caso resolverlo el Poder Judicial. Por eso queremos insistir en que se reconsidere y se presente la controversia constitucional. Hay una afectación a el ámbito competencial del Poder Legislativo, hay una afectación al régimen de derechos de las y los mexicanos”, reclamó por su parte la priista, Claudia Ruiz Massieu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.