Prisión de hasta 15 años por falsificar o adulterar dispositivos médicos: Senado

El Senado de la República aprobó reformas a la Ley General de Salud que impone de tres a 15 años de prisión, y multa de 50 mil a 100 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), a quien adultere, falsifique, contamine, altere dispositivos médicos y sus envases finales para uso, o los fabrique sin las autorizaciones sanitarias correspondientes.

Por unanimidad de 86 votos a favor, el dictamen establece que, a quien venda, comercie, distribuya, interne al país o transporte, con fines de comercialización, dispositivos médicos adulterados, falsificados o contaminados, en cualquier lugar o por cualquier medio, se le impondrá una sanción de uno a nueve años de prisión y multa de 20 mil a 50 mil veces la UMA, vigente al momento de la comisión del delito.

La misma pena aplica a quien adultere, falsifique o permita la adulteración o falsificación de material para envase o empaque de dispositivos médicos, etiquetado, sus leyendas o la información que contenga sus números o claves de identificación.

Lilia Margarita Valdez Martínez, de Morena, al respecto manifestó que con esta reforma se avanza significativamente en un marco jurídico que brindará certeza y seguridad en el uso, fabricación, comercialización y control de los dispositivos médicos, dada la importancia de éstos en el acceso a la salud.

Sylvana Beltrones Sánchez, del PRI, mencionó que los dispositivos médicos y su regulación, deben ser considerados como un componente fundamental en los sistemas de salud.

El dictamen precisa que los equipos médicos son aparatos, accesorios e instrumental para uso específico, destinados a la atención médica, quirúrgica o a procedimientos de exploración, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes.

Así como aquellos para efectuar actividades de investigación biomédica: prótesis, órtesis y ayudas funcionales, y dispositivos destinados a sustituir o complementar una función, un órgano o un tejido del cuerpo humano. El proyecto se envió a la Cámara de Diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.