Alumnos matan clases virtuales; profesores alertan de ausentismo

Según un estudio del Coneval, entre los alumnos de secundaria es más pronunciada la inasistencia si se compara con la de primaria

Los estudiantes mexicanos de primaria y secundaria han dejado de asistir a sus clases en línea durante la contingencia sanitaria.

Los maestros de estos niveles educativos observan una disminución del 63.6% de la asistencia de los alumnos a las clases mientras que sólo 25.9% piensan que se ha mantenido igual, de acuerdo con la Encuesta en línea: Evaluación de la estrategia Aprende en Casa realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El proceso de desapego o desatención de las actividades escolares puede definirse como desafiliación educativa y podría estar incentivado, según el Coneval por problemáticas vinculadas con la educación a distancia y los recursos con los que cuentan los estudiantes de educación básica para atenderla.

En el documento Información estratégica para el regreso a clases en México 2021, el Coneval advierte que la disminución en la participación y atención de las actividades escolares por parte de los alumnos de primaria y secundaria, acompañada de la interrupción temporal de sus actividades escolares, amenaza con causar un rezago en sus trayectorias.

“Al preguntarle al personal docente sobre cuántos de sus alumnos inscritos actualmente en su grupo no tienen comunicación o no atienden las actividades escolares que se les encarga, en promedio el 15.7% de ellos no lo hace para el caso de primaria, y 24.3% en secundaria. La evidencia disponible muestra una mayor desvinculación educativa ente estudiantes de secundaria en relación con aquellos de nivel primaria”, refiere.

En el texto el Coneval señala que si bien el grado de desafiliación entre los estudiantes que se percibe durante la pandemia no se debe confundir con el abandono temporal ni con el abandono escolar definitivo, sí es un fenómeno precedente al abandono que puede afectar las trayectorias educativas, especialmente de aquellos alumnos que habitan en contextos más vulnerables.

“La falta de acceso a los medios para la educación a distancia pueden constituir una limitante que interrumpa las trayectorias educativas de los niños, niñas y adolescentes; no obstante, es necesario mencionar que estos resultados pueden derivarse de que el proceso de regreso a clases presenciales puede ser un punto de inflexión determinante en las decisiones de continuidad de aquellos alumnos que ya presentaban cierto grado de desafiliación educativa”, plantea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.