Que dé la cara, que no me eche la culpa: López Obrador a Anaya

El presidente reitera que no tiene nada que ver en acusaciones contra el ex candidato presidencial; ‘se le juntaron estas denuncias’, afirma; lo llama a no ser ‘marrullero’

CIUDAD DE MÉXICO. En lugar de echarme la culpa a mí de sus presuntas conductas ilícitas, Ricardo Anaya debe dejar de ser marrullero, dar la cara ante el juez y presentar pruebas de que no recibió dinero para sacar adelante la reforma energética del sexenio pasado, recomendó el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador al ex candidato presidencial del PAN, quien este fin de semana anunció que se iría del país al autocalificarse como perseguido político de la cuarta transformación de México.

Durante la conferencia matutina de este lunes, el mandatario fue cuestionado sobre las acusaciones que lanzó en su contra el ex dirigente nacional del PAN y fue entonces que el jefe del Ejecutivo federal aprovechó para recordarle a Anaya Cortés que las imputaciones penales en su contra datan del 2018 y fueron presentadas por sus propios compañeros de partido, entre ellos Ernesto Cordero, ex secretario de Hacienda, y Javier Lozano, ex secretario del Trabajo, por lavado de dinero y tráfico de influencias, acusaciones que quedaron grabadas en video y que fueron reproducidas en la conferencia de este lunes.

Lo único que sucedió, agregó López Obrador, fue que la Fiscalía General de la República (FGR) también tomó en cuenta los señalamientos del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya en el sentido de que «legisladores y dirigentes de partidos recibieron dinero para la aprobación de la reforma energética».

«Se le juntaron estás denuncias, no nosotros, yo no estoy acostumbrado a decir mentiras, siempre digo lo que pienso y doy la cara; entonces, se le hizo fácil decir: me está persiguiendo Andrés Manuel. Ahora sí que como diría su compañero, camarada del bloque conservador: ‘¿Y yo por qué?’

“Yo no tengo nada que ver, absolutamente, pero él pensando que echándome la culpa, sintiéndose perseguido, la iba a librar. Muy mal, muy mal ese proceder», argumentó el presidente a abordar el tema durante más de 30 minutos en su conferencia matutina.

En la relatoría de hechos a Ricardo Anaya, López Obrador le dijo a su adversario político que el que nada debe nada teme, que no tiene ningún interés de eliminarlo de la contienda presidencial del 2024 y que tome en cuenta de que ir a la cárcel «no afecta si uno es luchador social»; por el contrario, fortalece.

«Yo no tengo nada que ver con la Fiscalía ni con los jueces que pertenecen al poder judicial y los testigos a los que menciona ni los conozco», aseveró el presidente.

En seguida, López Obrador invitó al panista a ponerse a disposición de las autoridades ante el requerimiento que le llegó para este jueves en el Reclusorio Norte en lugar de abandonar el país, ya que cuando el tabasqueño enfrentó la persecución política en su contra «nunca se amparó».

Puede ir a declarar y yo ¿qué tengo que ver con el citatorio (…) qué tengo yo que ver con los los jueces, sí que se presente, que dé la cara, el que nada debe nada teme, que no me eche la culpa a mí, que no sea marrullero, se les hace fácil decir: me persiguen, me persiguen; nosotros no somos represores, nosotros no odiamos, no somos como ellos, somos distintos, tenemos principios, tenemos moral, pero es una maniobra politiquera el querer salir así adelante», sostuvo.

Por último, López Obrador recalcó en que lo mejor para Ricardo Anaya es que no abandone el país, acuda a las autoridades a declarar, demuestre que no recibió dinero indebido el sexenio pasado y que su partido «el nuevo» lo defienda, incluso con un amparo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.