Con filtros, maestro atrapa la atención de alumnos

Juan Ángel Jáuregui, profesor de primaria en Tamaulipas, se transforma en frutas, verduras y personajes para hacer más amenas las clases a distancia

Juan Ángel Jáuregui, un joven profesor de cuarto año de primaria en Tamaulipas, se las ingenió para que sus estudiantes mantengan la atención en sus clases virtuales a casi un año del cierre de las aulas. Y hasta en plátano se ha convertido para dar la materia de ciencias naturales.

A veces, se transforma en un imponente emperador para hablar sobre historia, otras en personajes como la Rana René, Woody de Toy Story, Mike Wazowski de Monsters Inc. y Phineas, de Phineas and Ferb.

En septiembre del año pasado el maestro de la escuela Ford No. 92, comenzó a utilizar diversos filtros para hacer más amenas sus clases.

“Un día de pronto al inicio de la sesión la Rana René se les apareció a mis alumnos y les dijo que yo todavía no estaba listo para comenzar a dar la clase pero que podían hacerle sus preguntas sobre el tema de ese día, y a los chicos les causó mucha emoción, y se captó mucho más su atención. La única advertencia que les hizo es que no le preguntaran sobre Peggy porque se ponía muy triste”, contó.

Desde entonces Juan Ángel comenzó a utilizar más filtros para ayudarse a impartir sus clases a través de la pantalla de una computadora. El recurso ha tenido tal impacto que lo utiliza de manera habitual como una estrategia para no perder la atención de sus estudiantes.

“Cuando les doy la clase de ciencias naturales me transformo en alguna fruta, un delicioso platanito que les gusta mucho porque está muy chistoso, también en una mora azul o en una clase de tubérculos puedo utilizar la papa, por ejemplo. Y este recurso me ha posibilitado el que no tenga que estarles diciendo pon atención o concéntrate porque día a día ellos están esperando a ver que mono les voy a sacar nuevo”, explicó.

Para el docente, el principal reto de las clases en línea es captar la atención de sus estudiantes, pues en los hogares se están viviendo diversas problemáticas que, dijo, están impactando su concentración.

“Si antes era difícil, aunque estábamos en clases presenciales, mantener la atención de un alumno, ahora es el triple de difícil estar captando su atención porque están desde sus casas donde tienen acceso a cualquier distractor, así que las estrategias que he implementado me han ayudado a que las sesiones virtuales no sean tediosas, porque el objetivo principal de la educación es que se transfiera el conocimiento, pero sin que sea forzado. Para mí la educación debe ser como un espectáculo, el profesor debe ser como el maestro del circo que mantiene a la expectativa y curiosidad del siguiente acto, así debe ser la educación y bajo ese principio me he manejado a lo largo de mi experiencia docente y durante esta pandemia y creo que ha funcionado”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.