¿Usarías la cara de otra persona? (En Japón se puede y sin una cirugía)

Las mascarillas de Shuhei Okawara no protegen al portador ni a los demás contra el virus; tendrán un costo de 950 dólares

Un año después del inicio de la pandemia de coronavirus, un pequeño comercio de Japón ha dado una nueva interpretación al tema del camuflaje facial: una mascarilla hiperrealista que modela los rasgos de un extraño en tres dimensiones.

Las mascarillas de Shuhei Okawara no protegen al portador ni a los demás contra el virus. En cambio, dan al portador una apariencia realista de una persona adulta japonesa no identificada cuyos rasgos han sido impresos en ellas.

Seguramente las tiendas de mascarillas en Venecia no compren ni vendan rostros. Es algo más propio de relatos fantásticos”, dijo Okawara a Reuters.

“Pensé que sería divertido hacer algo así”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.